Compartir

foto diario los andes

Tal como lo hice días pasados con el vicepresidente de la República, me encuentro en la obligación, como mendocino y legislador, de dirigirme a usted, señor gobernador, para contribuir a la solución de los problemas actuales de Mendoza. Y me refiero concretamente al tratamiento legislativo de dos normas esenciales de la administración, la Ley de Presupuesto, y la ley Impositiva.

No es mi intención en este momento realizar una valoración de gestión de gobierno. Habrá tiempo para hacerlo. Pero sí quisiera reiterarle, señor gobernador, que como representante del único partido provincial de Mendoza, la posición de quien suscribe, y de mi partido, no busca rédito político de esta situación.

Hemos intentado ayudar no en beneficio de su gestión, sino en beneficio de todos los mendocinos que piensan, creen y desarrollan su trabajo por y para Mendoza. Todos los sectores políticos apelamos a la autocrítica, pues nos hemos equivocado, quien más, quien menos. Y posiblemente podamos superar los errores mediante el diálogo, la convivencia y el respeto. Es que, cuando se trata de leyes fundamentales para Mendoza, y cuando tratamos sobre normas para mejorar la vida de todos los que vivimos en este apasionante lugar, debemos ser más criteriosos que nunca, responsables y, además, sinceros.

Señor gobernador, no nos parece la mejor solución aplicar un “impuestazo” como el que usted propicia y que logró el apoyo de la UCR-Confe en la Cámara de Diputados. Tenemos razones para oponernos, desde lo ideológico, pero me gustaría referirme a lo concreto:

El “impuestazo” supone recaudar mayores fondos estableciendo aumentos de precios que los mendocinos no estamos en condiciones de pagar. Una medida más eficaz sería encarar un verdadero Plan Anti-Evasión, haciendo cumplir las reglas vigentes, ajustando controles, optimizando las instancias que el Estado ya tiene para hacer cumplir la ley, logrando que paguen los que hoy no lo hacen.

El “impuestazo” coloca a Mendoza en desventaja frente a la inversión productiva generadora de empleo. Asimismo, aumentar el costo de impuestos supone no atraer capitales, que irán a otras latitudes. Por citar un ejemplo, aumentar el costo de la vivienda alejará cada vez más a la clase media de poder acceder a una.

El “impuestazo”, en verdad, parece más un efecto de un problema gravísimo que tiene en nuestra economía, como lo es la inflación. Atacar los efectos y no la causa nos hace perder tiempo y oportunidades. Nos gustaría, señor gobernador, ver más decisión y acción de su gestión en la lucha contra la inflación que en la de acrecentar la carga impositiva para los mendocinos que producirá más aumento de precios.

El “impuestazo” podría ser analizable, si su objetivo fuera invertir en planes de largo plazo, en políticas de Estado. No hemos visto que su gestión haya establecido esta modalidad. De modo que en nuestro análisis el “impuestazo” que usted promueve, señor gobernador, parece más un manotón de ahogado que una herramienta de transformación económica.

Respecto al Presupuesto nuestra posición ha sido clara y coherente. Otros sectores han preferido no acompañar su mandato y se han refugiado en la política partidaria. Es nuestro deber ser firmes: Mendoza no puede darse el lujo de no contar con una Ley de Presupuesto. Por calidad institucional, por seguridad jurídica, por ser una provincia ordenada, Mendoza debe aprobar su Ley de Presupuesto, tal como es moneda común de los estados democráticos. Nosotros acompañamos muy de cerca este proceso, tanto en Diputados como Senadores. Y no nos tiembla ni la mano para votar ni la voz para hacernos oír cuando lo que está en juego es el presente y el futuro de Mendoza.

Nos duele, como mendocinos, que sus ministros digan que el Presupuesto Cero sólo se mantendrá si su gestión apela a cerrar escuelas y hospitales. No son ideas que los mendocinos merezcamos. Es que como usted bien sabe, señor gobernador, la administración y desarrollo de Mendoza requiere de creatividad, inteligencia, esfuerzo, trabajo, perseverancia. Y ello se logra con más diálogo, mejor debate. Ningún gobernador necesitó “superpoderes” para gobernar, por lo que Ud. tampoco los necesita. Y el presupuesto debe ser sincero y transparente, en el que se deben estimar los ingresos reales que habrán, lo mismo que los gastos y las inversiones. De esta forma, tendremos un presupuesto más equilibrado.

Ojalá podamos ayudar desde nuestros lugares a que Mendoza solucione estos aspectos, a la brevedad. Hay tanto para hacer, hay tanto para mejorar, que no podemos seguir despilfarrando recursos y tiempo, pues se pasa la vida y seguimos discutiendo temas menores.

Acerca de Carlos

Soy abogado, ex profesor universitario y actualmente trabajo en www.aguinagaabogados.com.ar
Publicado en Misc | Etiquetado , , , , , , , |
2 comentarios

2 respuestas a Carta Abierta al gobernador de Mendoza Celso Jaque

  1. Pingback: Tweets that mention Carta Abierta al gobernador de Mendoza Celso Jaque | Carlos Aguinaga -- Topsy.com

  2. Pingback: Noticias Actualizadas | Noticias Actualizadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *