Compartir

La Mendoza gobernada por el populismo, se ha encaminado a ser una provincia pobre, habiendo dejado de lado los ideales del progreso y del trabajo, mostrando una clara dependiente del Estado y de la dádiva.

foto paco y cristina

La Ley de Presupuesto de Mendoza reparte miseria, y si mantenemos esta línea que ya lleva varios años, muy pronto no se podrán pagar ni los sueldos ni a los proveedores del Estado. Seguirá el endeudamiento a tasas usurarias para afrontar los costos fijos de funcionamiento del Estado, continuaremos sin obra pública, y nos achicaremos cada vez más en nuestros hogares. En definitiva, crecerá la pobreza y la mediocridad.

La economía de Mendoza, depende en un 50 % del Estado.

Cada año el gobierno nos aleja un poco más de ser una provincia con un sector privado fuerte y emprendedor (base de nuestro desarrollo) y nos convierte en estado dependiente.

Lo que producirá Mendoza en el año 2014 (PBG) se estima en $ 133.306 Millones y el presupuesto provincial se prevé de $ 32.109 Millones. Es decir que el Estado representa hoy un 24% del PGB, mientras el año pasado era de un 22,2 %. Hace 5 años correspondía a 15,1 % (el PBG era de $28.581 M y el presupuesto de $4.313 M). Si tenemos en cuenta a los municipios, y los organismos públicos nacionales que tienen funcionamiento en Mendoza, el Estado representa el 50 % del PGB provincial.

El gobierno gasta más de lo que le ingresa.

El presupuesto demuestra que se ha agravado cada vez más la grieta estructural de nuestra provincia, pues se sigue gastando más de lo que ingresa, y el sector privado no puede seguir sosteniendo, con el pago de impuestos, una fiesta de gobernantes irresponsables que tampoco son capaces de mejorar la prestación de servicios públicos.

El costo fijo de funcionamiento del Estado es el 97 % del presupuesto. Es decir que sólo el 3 % se invierte en obra pública. El 70 % se gasta en pagar sueldos, y el 27 % restante en los demás costos fijos.

Este gobierno no hizo nada para solucionar el problema estructural de  fondo, que es el que le impide a la Provincia desarrollarse y volver a progresar.

De 1994 a 2013, el PBG creció un 1.312 % y el presupuesto provincial un 1.528 %, lo que demuestra con claridad que el gasto público crece más que la economía, y además, sin mejorar los servicios públicos en educación, salud, seguridad, justicia.

Aumento ilimitado de la planta de personal.

De 1994 a 2013 la población creció el 26 % y la planta de personal del Estado el 79 %. Esto es insostenible.

En el presupuesto se advierte que el costo de personal llega a ser de un 70 % del total de gastos de la Provincia.

En 1994 Mendoza tenía 1.449.630 habitantes y la planta de personal era de 59.200 agentes, es decir, el 4,1 % de los habitantes trabajaba para el estado. En 2013 tenemos 1.782.000  habitantes y la planta del estado es de 100.227 agentes. Es decir,  el 5,3 % de Mendoza tiene empleo en el sector público provincial.

En 1994 la Población Económicamente Activas (PEA) era de 552.309 personas y el empleo público representaba el 11 %. En 2013, la PEA asciende a  680.128 personas y el empleo público llega al 100.227 agentes. El 15 % de las personas que pueden trabajar lo hacen para el estado provincial, sin contar quienes lo hacen para municipios y organismos nacionales.

Este irresponsable aumento del empleo público, se hizo sin impulsar un empleo público profesional e independiente, que asegure un correcto e inteligente manejo dela Administración Pública. El gobierno debe cumplir con la ley de concursos para acceder y progresar en el Estado privilegiando la meritocracia y no otra forma de selección.

Impuestazos todos los años.

La única idea que tiene el gobierno para cubrir el enorme crecimiento en sus gastos, es aumentar los impuestos a todos los que trabajan, desalentando especialmente a los sectores productivos. Los impuestos, junto a la inflación que cobra el gobierno como el impuesto más injusto, atacan lisa y llanamente al derecho de propiedad de todos los mendocinos, aumentan la pobreza, el desempleo, la falta de inversiones y la marginación social. Mientas las economías regionales pierden competitividad producto de la política económica, y el gobierno provincial les da un empujón aumentando impuestos.

Obras Públicas canceladas.

El Gobernador de Mendoza se ha convertido en un gerente de recursos humanos que cumple las instrucciones del gobierno central, sin tener margen para direccionar con visión estratégica el desarrollo de la Provincia. En los últimos 9 años se invirtió el 8 % del presupuesto en obras públicas, mientras que nuestros vecinos de San Juan destinaron el 30 % y San Luis el 50 %, respectivamente. Durante la administración de Pérez la situación empeoró: sólo el 3 % es para obras y el 97 % para gastos corrientes.Es decir que hoy el 97 % del presupuesto de Mendoza se destina a pagar el costo fijo del funcionamiento del Estado. Lo más grave es que el Estado presta cada vez peores servicios y además consume  los ingresos no renovables de las regalías petroleras en el pago de gastos corrientes.

Déficit y Deuda en aumento.

El presupuesto demuestra que Mendoza soporta un importante déficit anual de más de $ 1.700 Millones y una deuda pública que pasó de $ 4.064 Millones de 2003 a $ 6.500 Millones en 2013.

Mendoza emitió Letras del Tesoro por $ 244 millones con una tasa de interés del 0% anual y a devolver en pesos, pero atada a las variaciones de la moneda norteamericana. Es decir que en aquel momento se pidió el equivalente a 42 millones de dólares aproximadamente -la cotización oficial al 19 de septiembre era de $ 5,76- y al tipo de cambio actual -6,29- se deberán retornar alrededor de 266 millones pesos. Es decir que la provincia deberá pagar 22 millones más de los que pidió como intereses por un préstamo de 100 días, poco más de tres meses.

Continuar con esta política de financiamiento a tasas usurarias, es absolutamente inviable.

Acerca de Carlos

Soy abogado, profesor universitario y actualmente ocupo el cargo de Senador Provincial en la Legislatura de Mendoza. Presido el bloque desde 2007.
Publicado en Misc | Etiquetado , , , , , , , |
Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *