Archivo de la etiqueta: minería

Compartir

Análisis de primer año de gestión del actual gobierno de Mendoza.

Aquí podés ver el documento digital completo.

Luego de un año de gobierno de Francisco Pérez debo decir que a pesar del esfuerzo que ha puesto a su gestión y de la dinámica que ha intentado darle a sus acciones, no ha encontrado la manera de sacar a Mendoza del laberinto en que se encuentra desde hace varios años.

La Mendoza que soñamos, que alguna vez tuvimos. La que nos enamora, la que no se rinde ni se arrodilla delante del poder central, la que fue ejemplo de desarrollo armónico y justicia social, lamentablemente, deberá seguir esperando. Estos han sido 12 meses rifados, como tantos otros.

Por eso en esta fecha, más que señalar deficiencias, me encuentro en la obligación de superar el actual estado de las cosas. Y para eso voy a proponer 7 líneas de acción. Me siento en el deber como legislador, pero también como ciudadano, de colaborar en la búsqueda de soluciones a los problemas estructurales que nos permitan recuperar los recursos económicos y formar los recursos humanos. Entiendo que este es el modo de enfrentar los desafíos presentes y futuros en las distintas áreas de gobierno, para poner a Mendoza nuevamente de pie.

Es que también creo que en este momento no suma señalar los problemas por todos conocidos, tanto en seguridad, como educación, o de salud. Por eso prefiero ofrecer propuestas, para saltar el conformismo, los aplausos fáciles y la crítica que no siempre es constructiva.

En este link podés ver el documento completo en formato digital. http://issuu.com/carlosaguinaga/docs/balancepacoperez/3

A continuación podés ver más y encontrar el documento completo en word.

Sigue leyendo

Publicado en Misc | Etiquetado , , , , , , , , , , , |
3 comentarios

 

foto lahoradesalta.com.ar

A continuación podés ver el texto completo del acuerdo que firmó la Provincia de Mendoza, junto a las de Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, conformando la Organización Federal de Estados Mineros (OFEMI).

El acuerdo tiene como objetivo coordinar las atribuciones provinciales sobre el manejo de los recursos mineros de cada jurisdicción, atendiendo a intereses comunes, preservando el desarrollo sustentable ambiental, social y económico.

Sobre la base que la minería ha logrado sostenerse en el camino de lo sustentable, considero que el debate sobre el desarrollo de la actividad es una deuda que tiene pendiente la Provincia de Mendoza, en el que sostengo se deben respetar tres principios fundamentales para que un proyecto minero determinado pueda aprobarse: 1) la preservación del medio ambiente, pues debe rechazarse cualquier proyecto que lo afecte; 2) la necesidad de aumentar la renta que queden en la Provincia, ya que no alcanza con el 3 % de regalías; 3) el impacto social positivo que debe dejar en la región, privilegiando la contratación de mano de obra local, y el desarrollo de obras de infraestructura que eleve la calidad de vida de todos.

A menudo se plantea el argumento que el concepto de desarrollo sustentable es incompatible con la industria extractiva de minerales, pero a mi criterio no es así. Como podés observar, no soy anti minero, ya que estoy dispuesto a analizar caso por caso, proyecto por proyecto. Tampoco soy pro minero, pues sostengo que deben respetarse entre otros aspectos, los tres señalados con anterioridad.

Tenemos un desafío por delante, y debemos analizar a conciencia los pro y los contra del desarrollo de la minería en Mendoza.

El acuerdo firmado consta de 11 artículos que te invito a leer a continuación.

Sigue leyendo

Publicado en Misc | Etiquetado , , , , , , , |
1 comentario

Propongo ampliar la matriz productiva de Mendoza, sacándonos de encima el populismo, pre conceptos, dogmas, y frases hechas cargadas de aire y humo.

foto caminosculturales.com.ar

Ver a la Provincia de Mendoza desplazándose por un plano inclinado descendente hace tantos años, sin reacción aparente para sacarse de encima el lastre ideológico que la tiene adormecida y confundida, por un lado me llama poderosamente la atención, y por otro le da empujones y aliento a mi natural predisposición de político inquieto e inconformista.

Me llama la atención porque siempre fuimos una tierra de emprendedores en la que las adversidades no nos detuvieron para ganarla al desierto. Y me da empujones para asumir responsabilidades políticas frente a las elecciones de gobernador en 2015.

Soy de los que está convencido que soluciones a los problemas existen, y que solo hace falta sacarse de encima los pre conceptos, los dogmas, las frases hechas cargadas de aire y humo, los populismos cortoplacistas, y los políticos que piensan en sus chances electorales más que en las soluciones a los problemas de la gente, que generan miedos e intrigas pensando en ellos mismos y no en el pueblo.

Sostengo que Mendoza necesita una visión macro, que permita repensarla, encauzarla en la avenida del crecimiento y del desarrollo. Y debe ser impulsada por actores, que asuman un compromiso social de sacrificio y patriotismo, que actúan con valentía ante las necesidades actuales.

Es evidente que no nos alcanza con la matriz productiva actual para poder funcionar decentemente. Los que sostienen que el vino y el turismo alcanzan, se equivocan pues la pobreza y marginación nos rodea y no hacemos nada por cambiar. Hay que ampliar la matriz productiva sobre la base de una real protección del ambiente, con los controles necesarios para asegurarlo. El desafío con el futuro no pasa en prohibir actividades, sino en permitirlas y controlarlas como se hace en el mundo civilizado y desarrollado.

Te invito a seguir leyendo más a continuación, sobre la revolución del agua como eje de nuestro desarrollo, las regalías al servicio del agua y complemento del agro, y las energías alternativas como factor de impulso de la matriz energética de Mendoza.

Sigue leyendo

Publicado en Misc | Etiquetado , , , , , |
1 comentario

La actual decadencia de Mendoza, proceso paulatino pero sin marcha atrás desde hace años, presenta como diagnóstico un notable decrecimiento y aumento de pobreza. Hay una cultura que derrotar, nuevos paradigmas con los cuales soñar. Parte del empobrecimiento de la Mendoza del siglo XXI se evidencia en el deterioro de las ideas. Las que suelen dominar nuestra realidad se parecen, por su escasa efectividad, a un laberinto sin salida.

La dirigencia provincial, en su más amplia influencia, es decir, políticos, empresarios, líderes sociales, educadores, hombres de las comunicaciones, ha puesto a Mendoza en una suerte de inercia. Nadie discute que estamos atravesando y luchando en un plano inclinado. Buena parte de la sociedad observa, a veces en modo pasivo, el estado actual, y parece haber quedado sin reacción ni otra clase de respuestas.

La pérdida del liderazgo regional, dentro de un país que aún discute sus formas y autonomías federales, nos exhibe quejosos e impávidos, frente a otras provincias que claramente han asumido protagonismo, valentía y acciones más inteligentes que las soluciones mendocinas. Esto no hace más que agudizar las enormes debilidades que existe entre nuestra dirigencia.

La promoción industrial es un claro ejemplo. Sin duda esta injusta medida nos ha causado daños, graves y cuantiosos. Mirá este video. Pero ejerciendo el derecho a la sinceridad, tampoco nosotros hemos sabido salir de este laberinto. Por eso no solo debemos resistirnos a su nueva aplicación dispuesta por el gobierno de CFK, sino que debemos prepararnos para enfrentar sus daños con otra clase de soluciones, más creativas, pragmáticas y definitivas. ¿O seguiremos de brazos cruzados esperando que el destino se encargue de nuestros problemas? Las soluciones para Mendoza hay que pensarlas “con o sin” promoción. No es menos cierto que los problemas de fondo, los reales y estructurales, los tenemos en casa y son nuestra responsabilidad. Veamos algunos ejemplos.

Mendoza hace años que se ha convertido en una provincia inviable. Se deduce muy sencillamente: Mendoza viene gastando más de lo que ingresa a sus arcas. Es hora de internalizar, de asumir una estadística incuestionable: el 92 % del presupuesto provincial se usa para pagar gastos corrientes, es decir, los costos fijos de funcionamiento del Estado. De modo que apenas el 8 % se invierte en obras públicas. Entre lo peor de la situación tan carente de visión y estrategia, es que los ingresos que recibimos por el petróleo, también van a cubrir estos gastos corrientes. Entonces cabe preguntarse: ¿qué será de nosotros cuando se acabe este recurso?

Mendoza se endeuda año tras año. Y nuestra deuda pública aumentó de $ 3.240 millones en 2003, a $ 4.539 millones en el 2010.

Con este esquema los últimos gobiernos en Mendoza apenas si han sido administradores de la pobreza y de la decadencia de nuestra provincia. Ninguna de las últimas administraciones ha impulsado aquí una impronta de desarrollo y progreso, ninguna a la altura y del nivel a las que estábamos acostumbrados a protagonizar en nuestra rica historia. Hay que recordar que este desierto imposible, debe ser transformado en uno vivible.

Los actuales candidatos a gobernar Mendoza, lamentablemente, parecen decididos a continuar el mismo sistema decadente, un modelo que decididamente nos ha sumergido en un populismo manifiesto.

Hace unos días viajé a Chile y a Perú. En el avión leí que Chile buscaba triplicar la extracción de oro en 5 años, aumentando exponencialmente las inversiones y generando gran cantidad de nuevos puestos de trabajo de calidad. ¿Quién aquí, a esta altura, puede dudar que Chile es un claro ejemplo de compatibilidad entre protección y cuidado del medio ambiente, el desarrollo de la minería y el fomento del agro? Por su parte, Perú, sumará más de 1.000 millones de dólares al año en regalías, ya que el nuevo gobierno anunció un acuerdo con las empresas para cobrarles más regalías, asegurando además inversiones por 30 mil millones de dólares. La comparación mental con lo que ocurre en Mendoza fue inmediata, y lamentable por cierto.

Sin embargo, ya estando en Perú, ocurrió lo peor, pues tomé conocimiento que la Cámara de Diputados de Mendoza rechazaba por unanimidad el proyecto de extracción de cobre y oro “San Jorge”. No hace falta agregar que se trató de una nueva acción más de nuestra anquilosada dirigencia política. En lugar de buscar soluciones que compatibilicen el cuidado del ambiente con el desarrollo y el crecimiento, optó por evadir, y detener, cualquier estrategia innovadora. Es decir, optó por profundizar la pobreza y la decadencia. Optó por mantenernos a los mendocinos, luchando contra el plano inclinado, otra vez perdidos dentro del laberinto. De esta manera nos han privado de poder vivir en una provincia más inclusiva, más desarrollada, con más oportunidades, y con estricto respeto por la ley y el buen funcionamiento de las instituciones.

Al llegar a mi provincia advierto que se rechazó el proyecto San Jorge violando el Código de Minería, en un debate legislativo lleno de slogans anti mineros, populistas, demagogos, electoralistas, en el que no se ofrecieron razones precisas y específicas al rechazo como exige la ley, colocando a la provincia en debilidad frente a cualquier reclamo judicial y sentando un grave precedente para cualquier inversor de todo tipo, que pueda llegar a nuestra provincia a generar empleo, crecimiento y desarrollo. Qué inversor estará dispuesto a venir a una provincia donde las normas cambian en forma permanente y contradictoria ? La irresponsabilidad pareciera no tener límites.

Sostengo entonces, una vez más, que lo que necesita Mendoza para proteger su ambiente no es prohibir la minería. Esa medida es más que simplista. El desafío aquí, el paradigma para retomar nuestro romance con la historia y el progreso, es hacer funcionar la ecuación “agro más minería”. Es posible cuidar ambas industrias, y es posible hacerlo conservando y protegiendo el medio ambiente y, muy especialmente, el recurso del agua. Esto último es más posible. Lo vienen demostrando los países vecinos, y además, son estos circuitos los que generan crecimiento y desarrollo para el pueblo.

Para recuperar a Mendoza del plano inclinado, del laberinto, es imprescindible discutir ideas, proyectos, visiones. Por ese motivo es que me permito ser claro: Mendoza no puede darse el lujo de prohibir ninguna clase de actividad económica, sin antes debatirlo en profundidad.

Mendoza necesita con urgencia un plan maestro de crecimiento, una plataforma que nos permita unirnos y encarar el futuro con unidad, eficiencia, coherencia y una visión estratégica; de cara al mundo, potenciando nuestras mejores virtudes, orgullosos de nuestra cultura, contentos por ser protagonistas de nuestro destino.

De una buena vez, Mendoza debe proponerse consolidar un liderazgo de dirigentes, con equipos y unidades de trabajo preparados para la gestión pública, entrenados para resolver la dinámica que propone la globalización y los escenarios tan complejos de un mundo cada vez más integrado. Esto también necesita de legisladores que interpreten el espíritu de cambio, y acompañen las acciones enriqueciendo el debate, corrigiendo las políticas públicas e innovando en la búsqueda de soluciones.

Publicado en Misc | Etiquetado , , , , , |
3 comentarios

Mendoza no se puede permitir poner en riesgo la viabilidad de un proyecto minero que no afecta al medio ambiente, que está dentro de la ley, y que significará gran desarrollo y mejor nivel de vida para muchísimas personas que hoy están sub o desocupados.

El emprendimiento minero de cobre San Jorge ha recibido el apoyo de grandes sectores de la población porque por sus características geológicas permite extraer minerales sin utilizar ninguna de las sustancias prohibidas al sector por la ley anti minera.

Ninguna persona racional apoyaría a una industria que fuera a afectar al medio ambiente, pues eso sería suicida. Este proyecto no implica ningún riesgo. El agua que utiliza es de propiedad de la empresa pues nace y muere dentro de su terreno. Se usará una cantidad de agua igual al de una finca de 70 has. El informe independiente de la UTN salió a favor.

Es la segunda inversión más importante de Mendoza, y permitirá ampliar el modelo productivo de Mendoza viabilizando el futuro de todos los mendocinos. El PBI de Mendoza crecerá, se producirá un encadenamiento productivo  importantísimo. La inversión será de 300 Millones de Dólares. Funcionará 16 años. Por año se derramarán 60 Millones de Dólares a favor de Mendoza. Los empleos que se generarán por la construcción serán 3.900 y en funcionamiento 1.900.

El 57 % de lo que facture la empresa va al Estado (3 % a regalías, 10 % retenciones a las exportaciones, 35 % ganancias) Pagan el 21 % y el impuesto de sellos para cada contrato que firmen con prestadores de servicios.

Las injustificadas demoras del gobierno provincial en el tratamiento del expediente de San Jorge, me genera la necesidad de que se produzca una definición respeto a la viabilidad del proyecto. No me perdonaría como mendocino que por este motivo se perdiera una inversión tan importante que puede trasladarse a San Juan en forma inmediata.

Por eso propondré a mis colegas en el Senado la interpelación del Ministro.

Publicado en Misc | Etiquetado , , , , , , |
3 comentarios