Archivo de la etiqueta: republicana

Compartir

¿Es importante para Mendoza que se realice en nuestra provincia la cumbre de los presidentes argentino, brasileño y venezolano?

¿Es una buena oportunidad para mostrarnos ante el mundo como una tierra digna de ser visitada y conocida en un sentido integral?

Me inclino por una respuesta negativa a estos dos interrogantes, ya que lo que los mendocinos tenemos para mostrar es, precisamente, la contracara de uno de los visitantes (Chávez), más los antecedentes del otro (Lula), en el sentido que paso a señalar a continuación.

Entiendo que tendríamos que haber aprovechado esta oportunidad, en la que se juntan tres presidentes de países de la región, para mostrar al mundo a nuestra tierra como un importante punto geográfico, entre tantos otros existentes, en el que se puede progresar.

Se debería haber mostrado a la provincia como una zona en la que existe seguridad jurídica, que garantiza el orden democrático y republicano, y que por consiguiente, propicia recibir inversiones, tecnología, participar de la economía mundial y de sus mercados, entendiendo que esta es la herramienta que nos permitirá reiniciar el camino de la genuina y estable recuperación económica de nuestro pueblo.

Deberíamos haber aprovechado además la oportunidad para mostrar las bondades de nuestro pueblo, laborioso como pocos, e inclinado claramente a favor del esfuerzo y del trabajo como medio para lograr objetivos individuales y sociales, que ha demostrado claramente que con el esfuerzo, la paciencia, y la perseverancia, se puede construir una sociedad equitativa y de progreso.

Todo esto que es Mendoza, y que espera incrementar en el futuro, se contrapone con lo que representan fundamentalmente Chávez y los antecedentes de un Lula ahora reformado, por la “ética” de la responsabilidad.

Por eso creo que la cumbre de los presidentes, no puede marcar en este aspecto a Mendoza como una provincia que adhiere al pensamiento de algunos de los invitados, ya que de esta forma se perjudicaría nuestra posibilidad de crecimiento e inversiones.

Tenemos que tener mucho cuidado en este aspecto, ya que nos podría perjudicar mucho como sociedad, que un verborrágico incontenible como Chávez nos involucre con principios y posiciones de los que estamos muy lejos.

Sabemos que fuimos elegidos como lugar del encuentro, por el dedo de nuestro presidente, en una suerte de repartos de premios y castigos a que tiene acostumbrada a la Argentina, y que en este momento sacude a la política local, por la dura interna del partido que gobierna.

Nos debe preocupar que Mendoza quede atada en este evento internacional, al pensamiento del presidente venezolano, hegemónico como pocos, antidemocrático a más no poder, cultor de un imperialismo rastacuero con el petróleo del pueblo Venezolano, populista, autoritario y espanta capitales como ninguno.

Hoy el desafío para encauzar a Mendoza en la senda del progreso es muy grande, y para eso debemos como sociedad, lograr nuevamente atraer al capital que genera riqueza y que beneficia económicamente a todos los que estamos dispuestos a trabajar en esta tierra.

Solo de esta manera se podrán distribuir las ganancias y se crearán expectativas ciertas de seguir mejorando tanto económica, como cultural y socialmente para grandes sectores de nuestra sociedad que hoy están postergados, y se encuentran obligados a mendigar del estado, perdiendo entre otras cosas, la tan preciada libertad personal, de poder elegir con tranquilidad, y tomar decisiones de vida de todo tipo.

Hoy las clases medias y bajas, se van empobreciendo cada vez más, producto de políticas equivocadas- que representan y representaron dos de los asistentes- que no hacen más que continuar inclinando el plano por el que camina nuestra gente, que produce necesariamente la caída de los ingresos reales, y de las expectativas de vida y de progreso de toda una sociedad, entre otras cosas por las políticas populistas, que azotan Latinoamérica.

Hoy nos quieren seducir con obras faraónicas, caras, antieconómicas, innecesarias, propias de un populismo que parece no haber aprendido de la historia.

Mendoza necesita más que nunca de inversiones, y para que esto ocurra, debe pararse claramente en la vereda de pensamiento que las atrae y genera, respetando la libertad, la justicia, la seguridad jurídica, el cumplimiento de los contratos, el respeto a la palabra empeñada, y ubicándose en el mundo en el que vivimos, características que el citado líder no respeta en lo más mínimo.

Publicado en Opiniones | Etiquetado , , , , , , |
Deja un comentario